El Jardín Botánico de Quito, quién nos ha abierto las puertas para entregar en adopción arbolitos nativos de Quito fue quién impulso una gran procesión el pasado sábado 19 de Julio. Se trata de un gesto grandioso de conservación, ya que las autoridades de esta institución gestionaron para que un “Toronjal” que es una especie Quiteña de 50 años de vida sea trasplantado dentro del Jardín Botánico para su conservación y cuidado.

Nosotros tuvimos la oportunidad de presenciar este suceso, desde los preparativos hasta su trasplante. Con este acto muchos transeúntes, visitantes y turistas se conmovieron y adoptaron algunas especies de árboles como Pusupatos, Pumamaquis y Yalomanes para  continuar dando vida a nuestra ciudad.

Queremos hacer  pública nuestra felicitación al Jardín Botánico de Quito por su trabajo cotidiano por la conservación de especies botánicas y la gestión para preservar el Torojal.

{joomplucat:15 limit=6|columns=4}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ECES_EC