Provincia de Orellana

Río Bigal

Proyecto de Conservación

El proyecto se desarrolla en la Reserva Biológica del Río Bigal compuesta de bosque primario pluvial muy húmedo y siempre verde entre 435 y 1100msnm. Se ubica en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Sumaco Napo-Galeras, que, a su vez, forma parte de la Reserva de Biósfera Sumaco. La Reserva Biológica del Rio Bigal alberga extensas áreas de bosques de estribaciones lluviosos y siempre verdes, con características especiales como árboles de gran altura y una rica capa de plantas epifitas.

En noviembre de 2020, Fundación Ecuatoriana de Conservación Sembrando Esperanza y Fundación Sumac-Muyu, propietaria de la reserva, firmaron un convenio para impulsar una recuperación ecosistémica de las áreas degradadas de la reserva, a través del proyecto ReforestemosEcuador.

+ 0
Árboles Plantados

Ubicación

Superficie: Se busca reforestar 10ha en una primera etapa, con una meta 

inicial de 10.000 árboles.

 

Ubicación y Altitud: 0° 31′ 37″ S, 77° 22′ 52″ W, 780 m

Flora y fauna

En el diverso tapiz del ecosistema, encontramos plantas epifitas como helechos, bromelias, orquídeas, monsteras y lianas que adornan los troncos y ramas de los árboles, proporcionando hogar y alimento a otras especies. Los hongos y musgos, con su sutil presencia, juegan un papel fundamental en la descomposición y el ciclo de nutrientes.

La rica fauna del área abarca 450 especies de aves que llenan el aire con sus cantos, 51 mamíferos de gran tamaño que recorren el suelo y los árboles, 64 reptiles que se deslizan y toman el sol, 58 anfibios que croan al atardecer, 159 arácnidos que tejen intrincadas redes y, no menos importante, 1266 insectos, incluyendo 597 deslumbrantes especies de mariposas que danzan en el aire.

Amenazas

En la vastedad de la reserva, tres seres notables luchan por su supervivencia, cada uno con su singularidad. El Tití cuellinegro (Saguinus nigricollis) con su mirada penetrante, el tucán pechiblanco (Ramphastos tucanus) con su pico colorido y cantar distintivo, y el majestuoso jaguar (panthera onca), emblema de la fuerza selvática. Todos ellos figuran en la lista roja de especies amenazadas, lo que resalta la importancia vital de conservar y proteger este precioso refugio.

es_ECES_EC